¿Cómo sé si estoy tomando decisiones acertadas en mi vida? ¿Qué camino debo seguir? (Video)

 

¿Cómo sé si estoy tomando decisiones acertadas en mi vida? ¿Qué camino debo seguir? ¿Cómo hacer un plan de vida que me ayude a definir metas claras en mi vida?

Estas preguntas y muchas más surgen muy frecuentemente en el interior de muchas personas que se sienten desorientadas, y confundidas sin saber qué decisiones tomar ante las tantas innumerables situaciones difíciles que tienen que enfrentar diariamente en sus vidas.

Es así, que nada de raro tiene que en ocasiones hayas experimentado sentimientos de miedo, frustración,  temor e incluso hasta de desesperación por no saber si la decisión que habías tomado era la correcta o no.

Definitivamente, cuando no tenemos metas y objetivos claros en nuestra vida, como por ejemplo: un plan de vida ordenado que te ayude a crecer  y mejorar como persona a nivel laboral, familiar, personal, social, etc…es entonces cuando vamos caminando sin rumbo fijo, a semejanza de una barca sin timón impulsada solo  por las olas del viento sin saber hacía donde va.

El éxito en la vida y el crecimiento personal se consigue solamente cuando tienes un sentido y objetivo claro en tu vida según la Voluntad de Dios. Todavía estas a tiempo de comenzar, la vida exige todos los días levantarse y volver a comenzar, no importa si te has caído mil veces, pues mil veces te levantas.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es identificar cuál es el principal objetivo que tienes en tu vida, para luego comenzar a organizar un plan de vida que te ayude a cumplirlo.

Recuerda: primero hay que pensar en lo más importante y luego los demás se irá ordenando como una pieza clave para construir la totalidad del edificio que se construye en toda tu vida.

Ahora bien, quiero dejarte 4 claves que te ayudarán a definir un objetivo claro en tu vida y después de haberlo identificado comenzaremos a crear metas a corto plazo que nos ayudarán a ir desarrollando  nuestro objetivo principal.  

CUATRO CLAVES PARA APRENDER A IDENTIFICAR OBJETIVOS EN MI VIDA

  1. IDENTIFICA: Quizás te preguntes, ¿Por dónde puedo comenzar?, ¿Cuál sería un objetivo en mi vida?, te pongo algunos ejemplos para que luego tú mismo tomes unos momentos de reflexión y si te es posible los escribas en un papel para que los fijes en tu mente.

– Quiero ser un buen Padre y esposo.

– Quiero siempre un excelente profesional,  haciendo muy bien mi trabajo y terminando mis obras siempre con perfección. 

– Quiero ser muy buen amigo y ser siempre apoyo para los demás. 

– Deseo crecer como persona y ser cada día íntegro y verás. 

– Deseo tener éxito en la vida, de manera que sea ayuda para los demás y no tropiezo.

Como estos hay muchos ejemplos que podríamos mencionar, lo importante es que los identifiques y luego pasemos a otro punto.

  1. 2. CLASIFICA: Seguramente, se te han venido a la mente muchas ideas que desearías realizar, lo cual está muy bien pues significa que en tu interior tienes ya un deseo de mejorar y eso ya en sí mismo es un gran paso. Ahora comienza a enumerar de 1 a 10 aquellos objetivos que te parecen tiene más importancia en tu vida y de nuevo haz un listado en orden ascendente.

Hacer esto te ayudará a ir estableciendo prioridades y a ir poco a poco reorganizando muchas prioridades en tu vida.

Recuerda: ¡Antes de comenzar a construir el edificio primero identifica dónde vas a construir y qué es lo primero que quieres empezar a construir.  Ya luego lo demás se irá haciendo poco a poco con firmeza y solidez.

 

  1. 3. CREA: Ahora que has ordenado tu listado, comencemos a trabajar con el primer objetivo que has elegido. Supongamos que hayas escrito algo un poco general como por ejemplo: “Quiero llegar a ser un excelente persona, como Padre de familia”. Es un objetivo bastante amplio y exige un gran trabajo que se debe ir realizando poco a poco, con esfuerzo y dedicación.

 

Comienza entonces por ir identificando pequeñas metas prácticas que tengan siempre por enfoque tu objetivo principal.

 

Por ejemplo: “Quiero ser un excelente Padre”

–       CON MIS HIJOS:

-Trataré todos los días de dedicarles un poco más de tiempo de lo que usualmente hago. En las noches antes de dormir tomaré un momento para hablar con ellos.

 

-Los fines de semana, mientras pueda planearé que veamos una película juntos.

 

– Estaré más pendiente de lo que ellos ven en la T.V. especialmente los fines de semana que estoy en casa.

 

-Siempre a la hora de las comidas trataré de contarles algo que los edifique.

Estos son cortos ejemplos de cómo podemos comenzar a crear pequeñas metas que nos ayudarán a ir cumpliendo nuestro objetivo principal. Te recomiendo que comiences primero con metas a corto plazo, que te queden fáciles por cumplir, pues si tratas de hacer muchas cosas grandes y que sabes no vas a poder llevar a cabo, entonces terminarás por desilusionarte y abandonarás fácilmente tus proyectos propuestos.

Ahora pasamos a un cuarto paso y uno de los más definitivos:

  1. 4. PLANEA: Todo proyecto que se emprende en la vida exige, disciplina, orden y sobre todo reflexión, pues de lo contrario podemos crear metas y objetivos muy bellos pero bien desenfocados de nuestra realidad. Por lo tanto, es importante que tomes en cuenta que debes comenzar a planear estrategias que te permitan cumplir tus metas ya fijadas y al mismo tiempo que sean reales a tu tiempo y a tu estado de vida.

Para comprender mejor este punto, sigamos con el mismo ejemplo. Si has considerado que ser muy buen Padre es el objetivo principal de tu vida, pero al mismo tiempo sabes que tienes que trabajar mucho y poco tiempo tienes para estar con tus hijos y poder educarles, entonces comienza a planear de qué modo puedes comenzar a reorganizar tu día laboral para poder cumplir esas metas que ya anteriormente te habías  propuesto realizar.

Por ejemplo:

–       Me levantaré unos minutos antes de lo usual para poder estar presente en el momento en que mis hijos salen a estudiar y así podré cumplir mi meta de poder estar más tiempo con ellos.

 

–       Trataré de no contestar llamadas fuera de mi trabajo cuando esté compartiendo con mis hijos. (Solo si es necesario). Y así podré sacar tiempo para ver una película con ellos como una de las metas que me propuse.

 

En fin, el amor es ingenioso y te irá dando ideas para poder planear tu tiempo e ir organizando tu vida de manera que puedas ir cumpliendo tu objetivo principal.

Luego, en la medida en que lo vayas  realizando puedes ir pasando a otro punto que quieras comenzar a trabajar. No tienes que apresurarte, tómate tiempo para hacer las cosas con calma y sin agitaciones. Por eso es importante que siempre  te acostumbres a ir poco a poco haciendo las cosas que puedas y hasta donde puedas.

Recuerda que la vida siempre tiene un sentido y está en ti el encontrarlo. Camina siempre hacía adelante, y no mires atrás, aprende de los errores y recuerda que todo en la vida exige sacrificio y perseverancia. Ánimo y comienza a actuar con decisión, y por último no olvides que antes de buscar un objetivo principal debes ante todo pedirle a Dios que siempre en todo lo que hagas se cumpla primero su voluntad antes que la tuya, de esta manera tus objetivos estarán siempre encaminados en orden a Dios.

Así que hago mía las palabras de San Agustín y te las digo hoy a tí: “Si dijeses basta, estás perdido. Ve siempre a más, camina siempre, progresa siempre. No permanezcas en el mismo sitio, no retrocedas, no te desvíes”.

 

 

Autora: Lorena Gómez

Psicóloga Católica

Contácteme

ESCUCHE LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

 

 

 

 

 

No comments yet.

Leave a Reply

Join the Live Chat