El Santo Rosario libera a las almas del purgatorio, testimonio (San Alfonso María de Ligorio)

San Alfonso María de Ligorio

San Alfonso María de Ligorio cuenta en su obra “Las glorias de María”, el siguiente caso:

 

Había una joven, llamada Alejandra, que era pretendida por dos jóvenes. Ambos vinieron un día a las manos y quedaron muertos los dos en medio de la calle.

 

 

Por haber sido ella la causa de la muerte de los dos jóvenes, sus parientes la degollaron y echaron su cabeza en un pozo.

 

 

A los pocos días, pasó por allí Santo Domingo de Guzmán e, inspirado por Dios, miró hacia el pozo y dijo: “Alejandra, sal fuera”.

 

 

Y Alejandra apareció viva, pidiendo confesión.

 

 

El santo la confesó y le dio la comunión en presencia de mucha gente que pudo atestiguar el hecho.

 

 

Dice San Alfonso María de Ligorio: “La joven dijo que, cuando le cortaron la cabeza, estaba en pecado mortal, pero la Virgen le había dado esta oportunidad de confesarse, porque había rezado el rosario todos los días. Después de esto, fue su alma al purgatorio.

 

 

Al cabo de otros quince días, se apareció al mismo Santo Domingo más hermosa y resplandeciente que el mismo sol y le declaró que uno de los sufragios más eficaces, que tienen las benditas almas del purgatorio, es el santo rosario. Dicho esto, vio el glorioso Santo Domingo entrar su alma llena de alegría en la mansión de la bienaventuranza eterna“.

One Response to “El Santo Rosario libera a las almas del purgatorio, testimonio (San Alfonso María de Ligorio)”

  1. Giovanny | September 7, 2012 at 2:39 am #

    El Santo Rosario es el arma que tenemos contra el otro. Siempre que oremos el santo rosario recordemos a las almitas mas abandonadas del purgatorio.

Leave a Reply

Join the Live Chat