La virtud de la Firmeza. ¿Cómo adquirirla? (Palabras del Papa).

SED SIEMPRE FIRMES EN LA VERDAD

 

La virtud de la firmeza

La virtud de la firmeza

 

La firmeza es una virtud nacida del Dominio; y como quien dice, su fruto y su corona. La firmeza es la palanca en donde se apoya la vida espiritual;  sin ella la vida espiritual vendrá por tierra más o menos tarde.Esta virtud que crece y echa raíces en el Conocimiento propio y en la Confianza en sólo Dios es una gracia muy grande.

La firmeza es enemiga acérrima de la Debilidad y de la Cobardía. Su apoyo es el Amor Divino, con el cual se sostiene inquebrantable como una roca, en las crueles tempestades de las pasiones, y en las encarnizadas luchas de los enemigos que constantemente tratan de hacerla caer.

El Espíritu Santo le hace sombra; y con esta sombra divina se sostiene. María es su Escudo y la Torre de Fortaleza en donde la Firmeza adquiere la fuerza y la energía que posee.

 Esta virtud alcanza muchos merecimientos, los cuales proponen constantemente luchas y vencimientos.

¡Feliz el alma que posee esta celestial arma con la cual vence y derroca a sus enemigos, los cuales son principalmente: el Cansancio, la Condescendencia, la Vacilación, la Inestabilidad, con todas las tentaciones que en sí llevan estos enemigos. CC 13 154-155. (Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida. Vicios y Virtudes. Pg. 311)

La firmeza es la Virtud Más grande

La firmeza es la virtud más grande, la firmeza produce el heroísmo, y es casi imposible que el hombre no sea, con la firmeza, un gran santo; es más, conforme va repitiendo sus actos, así va formando dos barreras, una a la derecha y la otra a la izquierda, que le sirven de apoyo y defensa, y reiterando sus actos se forma en sí una fuente de nuevo y creciente amor.

La firmeza reafirma la Gracia y pone el sello de a perseverancia final. Tu Jesús no teme que sus gracias puedan quedar sin efectos en las almas firmes, y por eso a torrentes Yo las vierto sobre el alma constante.

Así que de un alma que hoy obra y mañana no, ahora hace un bien, ahora hace otro distinto, no hay mucho que esperar, no tendrá ningún apoyo y ahora será lanzada a un lado y ahora a otro, morirá de hambre porque no tendrá la fuente de la firmeza que hace surgir el amor; la Gracia teme derramarse, porque de Ella hará abuso y se servirá de Ella para ofenderme.” (De los Escritos de la Sierva de Dios. Luisa Picarreta.Vol. 12 Marzo 4, 1918)

 Palabras del Papa Francisco.

 

No comments yet.

Leave a Reply

Join the Live Chat